“Para hacer bien el amor hay que Venir al Sur”

Así lo canta Rafaella Carra y no lo dudamos ni un momento. Hablamos de “Venir al Sur” no como una simple canción o un mero viaje turístico para conocer países abajo del ecuador (en tanto línea imaginaria que divide al mundo en polos), sino como la experiencia vivida hace unos días por esta organización al estar presentes en el encuentro lesbitransiter feminista del mismo nombre.

Venir al Sur” se realizó del 24 al 26 de julio en San José, Costa Rica, gracias al esfuerzo, trabajo, pasión y gusto de un buen grupo de organizaciones y activistas quienes, desde la realización del pasado encuentro, decidieron romper con los paradigmas de un encuentro feminista “común” para llevar a cabo una reunión donde la perspectiva de placer fuera voz y origen de las actividades a efectuar.

Este encuentro se realiza cada tres años -el anterior fue en 2012, en Paraguay- para, en este tiempo, poder recabar dinero (porque gratis no sale, ¿verdad?) y organizar todo: desde un espacio ideal para cada una de las pláticas, mesas, talleres, presentaciones artísticas;  hasta lograr alimentación -carnívora o vegana-, hospedaje, viáticos, visas y demás necesidades para las participantes.

Nosotras propusimos una mesa llamada “Hablemos de Poliamor”, encabezada por nuestra Ana Francis Mor; hicimos un látigo en el taller de juguetes sexuales con material reciclable; aprendimos técnicas de defensa personal para feministas; marchamos por las calles de San José para visibilizarnos ante esa sociedad quien hace como que no ve ni oye; y, obviamente, llevamos nuestro cabaret: para prender la noche el mariachi “Trompas de Falopio” cantó sus canciones y enlistó los 10 puntos a aplicar por toda feminista. Por su parte, las integrantes del dueto “Pimpilenchas” sacaron a la trovadora que todas llevamos dentro, aclarando que ellas son amigas, no pareja. #Ajá

Podríamos escribir diez entradas de todo lo vivido por allá, pero mejor les dejamos unas fotos para que chequen qué tanto hicimos, con quiénes convivimos, cuánto aprendimos y cómo la pasamos, todo es pos de derrotar el heteronormapatriarcapitalifalocentrismo (dijera la Virgencita Plis). Fue tanto el disfrute que no pudimos evitar proponer a México como sede del siguiente encuentro “Venir al Sur” ¿y qué creen? ¡Nos vemos por acá en 2018!

PD. Agradecemos infinitamente el trabajo de tooodas quienes hicieron posible este encuentro y de tooodas las asistentes por el conocimiento, la energía y alegría brindada. Las llevamos en el corazón.

Chequen todas las fotos del encuentro dando click aquí

Mariachi Trompas de Falopio